0en
Mon panierMi cesta
0 articles
Tu cesta está vacía
De lunes a viernes llamarme

Manos a la obra

(artículo colaboración T-Cap)



Tras unos cien mil kilómetros, su fiel Toyota puede empezar a presentar problemas a la hora de arrancar.

El motor de arranque, pieza clave para que su preciado coche no interrumpa su runrún, se acaba de rendir. No lo de por perdido, ¿y si fuera solo un desgaste de las escolbillas ?

1. ¿Y a todo esto, qué es un motor de arranque?

El motor de arranque es un motor eléctrico auxiliar, alimentado por batería, cuya finalidad es la de impulsar el motor para que éste pueda arrancar.

Existen muchos modelos, dependiendo del tipo de motor y constructor, pero hoy nos centraremos en el modelo instalado en los motores D4D que equipan los KZJ, KDJ, 4 Runner y demás Hilux.

2. Herramientas.

No necesita disponer de un taller completo para cambiar las escobillas de su motor de arranque, sin embargo necesitará disponer al menos de:
- Unas cuantas llaves planas.
- Un destornillador de estrella grande (N°2)
- Una lima.
- Un soldador eléctrico de alta temperatura (en su defecto un pequeño soplete de gas)
- Hilo de estaño con decapante.
- Grasa Hampton (o bien una grasa decapante de cualquier otra marca).
- Un juego de escobillas nuevas, unos 10 € en Euro4x4Parts.


3. Desmontaje.

El desmontaje de un motor de arranque no es muy complicado, ya que no es necesario desarmarlo todo. En este modelo, sólo se puede quitar el motor (bobinas inductoras). Por lo tanto, hay que abrir el capó (recomendado) y desenchufar las baterías.

¡Ojo! : Un motor de arranque necesita mucha potencia. La sección de los cables es muy grande, y se puede producir un cortocircuito en cualquier momento. Desenchufe las baterías para evitar cualquier riesgo de incendio o quemaduras, y proteger así su vehículo.

Identifique el motor de arranque en la parte izquierda de su motor, (debajo del filtro de aceite). Un cable alimenta el motor, debe desenchufarlo desatornillándolo. El cable se queda sobre el motor. Desenrosque los dos tornillos largos que mantienen el motor sobre el cárter del motor de arranque (ver flecha en el dibujo), y el motor debería salir solo.


Una vez fuera, puede continuar sobre el banco de trabajo.


En la imagen, se puede apreciar perfectamente los dos emplazamientos de los tornillos que sujetan el motor.


4. Cambiar las escobillas.

a. Desmontaje.

Empiece con una limpieza exterior del motor, ¡lo necesitará si practica el todo terreno! Puede retirar la bobina ahora, así no le entorpecerá para el resto del trabajo.


Después, retire el capó trasero, para ello debe desatornillar los dos tornillos Phillips. Limpie bien los cabezales de los tornillos para evitar sorpresas. Es mejor utilizar un destornillador de impacto para que no se estropeen.


Retire el capó para obtener esto:


Para separar el porta escobillas del inductor, deberá soltar los dos muelles que mantienen las escobillas soldadas al inductor. Para ello, utilice un pequeño destornillador con mucho cuidado para no estropear los muelles.

Ahora puede retirar el porta escobillas.

b. Soldadura.

Corte los dos cables de las escobillas por el lado del inductor con un corta alambres. Por regla general, habrán sido soldados directamente al arco eléctrico, y resulta difícil desoldarlos sin más.


Con una pequeña lima plana, limpie la base de cobre donde estaba soldada la escobilla.


Después, con el soldador eléctrico, caliente la base de cobre y ponga una gota de estaño para estañarlo. Para mejorar el contacto, puede poner una gota de grasa Hampton.


Repita lo mismo en la punta del cable de la escobilla nueva, y fije la escobilla sobre la base. Preste especial atención a las soldaduras y compruebe su resistencia. Haga lo mismo con la segunda escobilla.


El procedimiento para el porta escobillas es el mismo:
- cortar la escobilla vieja
- limpiar, y lijar la base
- estañar y soldar la escobilla nueva.


Una vez más, la especial atención prestada a las soldaduras será determinante para el buen funcionamiento del motor de arranque.


c.Control de la bobina

Podemos aprovechar el desmontaje completo del motor para ocuparnos de la bobina. Limpieza, engrasado y control de los rodamientos.
Para ello, emplearemos un óhmetro que controlará la continuidad midiendo la resistencia entre cada contacto. Compruebe que dichos contactos no estén demasiado dañados por el roce de las escobillas.


5. Montaje.

Volver a montar el motor de arranque no le supondrá ningún problema en particular. Solo tiene que proceder a la inversa.
Empiece por montar el porta escobillas sobre el inductor montando las dos escobillas en su hueco correspondiente. Monte la bobina apartando las escobillas. Vuelva a atornillar el capó tras haber puesto un poco de grasa en los rodamientos.
Después, monte el motor sobre el cuerpo del motor de arranque que ha quedado en el vehículo. Fíjelo con la ayuda de los dos grandes pernos que lo atraviesan.
Vuelva a conectar el cable sobre el motor de arranque. Ya solo le queda probarlo, ¡no sin antes haber colocado las baterías!

6. Conclusión

Teniendo en cuenta que en un concesionario Toyota el precio ronda los 800€ (sin contar la mano de obra, ¡obviamente!), cambiar uno mismo las escobillas con un kit Euro 4X4 Parts se convierte en un reto interesantísimo a nivel económico, y al alcance de cualquier aficionado al bricolaje. Con los 790€ ahorrados, uno puede permitirse un viaje de ida y vuelta a África, por ejemplo, para probar el motor de arranque recién instalado.
Para aquellos que no se sientan demasiado atraídos por el bricolaje, Euro 4X4 también vende motores de arranque ¡el precio es de unos 400€; la mitad de lo que le costaría en un concesionario!